Lunes 11 de octubre de 2010

Recorrimos con Rodolfo, ejidatario de Vergel de Guadalupe, los compañeros de la Dirección General de Microcuencas: Ángel, Emilio, Evelia y Rafael, y Héctor David de la Dirección de Desarrollo Rural de San José Iturbide, Guanajuato; el potrero “La Lajita” para dar seguimiento a la carga animal que estimamos el pasado viernes 8 de octubre. Hicimos los AD’S y estimamos una capacidad de carga para dos días de pastoreo para las 230 UAE que a la fecha conforman la manada_que hay que reconocerlo, han logrado juntar los ejidatarios en una acción inédita e histórica, pues es la primera vez que lograr ver tanto ganado junto e incluso a la fecha, otros de sus compañeros se empiezan a preguntar porque no les aceptaron su ganado y ellos simplemente les dijeron que no querían meter becerros añojos que pudieran montar a las hembras, con el consecuente retraso en la limpieza de sangre que andan buscando_, coincidiendo con la estimación que de acuerdo a su experiencia en el ejido, hizo Rodolfo. Antes de regresar a nuestros hogares, le sugerimos a Rodolfo que pidiera ayuda a sus compañeros dueños de ganado, para que reparasen el bebedero, nivelándolo para que quedase a ras de suelo, lo limpiaran y que lo cargaran para que al llegar la manada tuviese agua limpia y fresca.

Aquí Ángel y Rodolfo, haciendo una prueba para cargar el bebedero. El Jito de testigo.

Efectos del suelo desnudo aguas arriba, azolvando el bordo del potrero "La Lajita". Hay necesidad de detenerlo arriba. Toma de decisiones ¿qué hacer con ese suelo acumulado en el bordo?

El trabajo de la micofauna se comienza a observar en la descomposición de las buñigas del ganado. Oserven las pequeñas cavidades que parten de la buñiga hacia el suelo. Paso a paso.

El trabajo de la microfauna se comienza a observar en la descomposición de las buñigas del ganado. Observen las pequeñas cavidades que parten de la buñiga hacia el suelo. Paso a paso.

En el siguiente vídeo, pueden observar que los compañeros ejidatarios no se dieron el tiempo de arreglar el bebedero y ni siquiera lo cargaron para que la manada llegase tranquila a abrevar:

http://www.youtube.com/watch?v=2ml61Ri2eN0

http://www.youtube.com/watch?v=fVUQaRTpdhk

http://www.youtube.com/watch?v=ZUhkxut6k2o

http://www.youtube.com/watch?v=q0lvJAhZe5E

En los siguientes vídeos, podemos observar como se ha estresado la manada al no encontrar el agua donde ya se habían habituado a ella; las preferencias del zacate navajita y el arbusto escoba o ramón y detalles de la utilización del potrero. Hay mucho por hacer en las tierras de ambientes friables de México y el mundo entero, solo les recuerdo que un requisito para ello es tener paciencia. Nos veremos en el siguiente verano, para dar seguimiento al plan abierto 2011.

Jueves 12 de agosto de 2010

Pues nada menos que el pasado domingo 8 de agosto le hemos dado seguimiento a la prueba de pastoreo holístico programado en el potrero “La Lajita” del ejido Vergel de Guadalupe, allá mero en el municipio de San Luis de la Paz, Gto.

Un ambiente friable a muy friable de acuerdo a la escala de distribución de la humedad de Allan Savory. Los acumulados de lluvia conforme a la estación climatológica del Centro Experimental Norte de Guanajuato (CENGUA), son al 10 de agosto de 2010, 424.27 mm. Cantidad que para sitios con suelos fértiles o en proceso de mejora, toda esa lluvia la han aprovechado a través de un ciclo de agua efectivo. Sin embargo, en la mayoría de los sitios (9 de cada 10), la lluvia aprovechada para infiltración como para metabolismo de las plantas, tan solo es la acumulada de  marzo a la fecha, que es de 211 mm. Aún en esas limitadas condiciones, la prueba de pastoreo fue todo un éxito, pues en las 24 ha del potrero “La Lajita” se mantuvieron durante cuatro días, una manada de 200 vacas y de acuerdo a lo observado el pasado domingo, bien pudiesen haberse mantenido 400 vacas durante dos días, o bien las mismas 200 pueden hacer un mejor impacto animal, mediante el efecto de manada, subdividiendo el potrero con un cerco eléctrico portátil o con la ayuda de vaqueros para arrear la manada a las áreas donde necesitábamos impactar la costra del suelo, incorporar mayor cantidad de heces, entre otros efectos.

En las siguientes fotografías, se muestra lo observado después de la prueba de pastoreo:

Nótese la cubierta de zacates sin pastorear bajo este ejemplar de cardenche Opuntia imbricata, como evidencia de que la densidad animal no fue lo suficientemente alta para impactar todos o la mayoría de los rincones del potrero.

Nótese la cubierta de zacates sin pastorear bajo este ejemplar de cardenche Opuntia imbricata, como evidencia de que la densidad animal no fue lo suficientemente alta para impactar todos o la mayoría de los rincones del potrero.

Bebedero dañado por pisoteo, lo cual puede evitarse dejándolo a ras de suelo y además evitar que los animales se metan.

Bebedero dañado por pisoteo, lo cual puede evitarse dejándolo a ras de suelo y además evitar que los animales se metan.

El cercado del bordo o presón, se complementó muy bien en la entrada de agua, colgando algunas piedras del cerco de púas y se evitó que algunos miembros de la manada ingresaran.

El cercado del bordo o presón, se complementó muy bien en la entrada de agua, colgando algunas piedras del cerco de púas y se evitó que algunos miembros de la manada ingresaran.

El zacate navajita Bouteloua gracilis, fue el más apetecido por las vacas. Y aquí se muestra su recuperación a los tres días de la salida del ganado. Ya hay condiciones de que pueda ser sobrepastoreado por vacas, con los efectos negativos sobre la planta y en la nutrición de las hociconas rumiantes.

El zacate navajita Bouteloua gracilis, fue el más apetecido por las vacas. Y aquí se muestra su recuperación a los tres días de la salida del ganado. Ya hay condiciones de que pueda ser sobrepastoreado por vacas, con los efectos negativos sobre la planta y en la nutrición de las hociconas rumiantes.

La escoba o ramona o engordacabra Dalea tuberculata, fue pastoreada de manera ligera. Los animales criollos son los que la prefirieron, comiendo los brotes más tiernos.

La escoba o ramona o engordacabra Dalea tuberculata, fue pastoreada de manera ligera. Los animales criollos son los que la prefirieron, comiendo los brotes más tiernos.

Detalle del consumo

Detalle del consumo

Otra vista del nivel de pastoreo. El celular de referencia tiene 4 cm de altura.

Otra vista del nivel de pastoreo. El celular de referencia tiene 4 cm de altura.

Aquí el equipo de ejidatarios y técnicos en el potrero de "La Lajita"

Miércoles 4 de agosto de 2010

Y tocando el tema de los bebederos a ras de suelo, les comparto que ayer martes de visita por el casco de la Ex Hacienda de Jaral de Berrio en San Felipe, Gto., la cual data del siglo XVIII, en lo que fueran los dominios del Conde Don Pedro de Berrio, de la Casa Real de León y Castilla. Nos encontramos con un bebedero en los patios de la citada Ex Hacienda.

Bebedero en abandono en uno de los patios de la Ex Hacienda de Jaral de Berrio, siglo XVIII. Que les parece su similitud con el bebedero que se recomendó a los ejidatarios de Vergel de Guadalupe, inspirados en el rancho que en Chapa de Mota, Méx. tiene a su cargo la UNAM.

Bebedero en abandono en uno de los patios de la Ex Hacienda de Jaral de Berrio, siglo XVIII. Que les parece su similitud con el bebedero que se recomendó a los ejidatarios de Vergel de Guadalupe, inspirados en el rancho que en Chapa de Mota, Méx. tiene a su cargo la UNAM.

Y para los amantes de las casas reales de la antigua Nueva España, aquí tienen algunas imágenes del escudo de armas que ostenta en su entrada principal, la Ex Hacienda de JB.

Detalle de la entrada principal y observen las majestuosas águilas rodeando lo que fue un vitral y los dos leones a los lados del escudo de armas.

Detalle del escudo de armas de la Casa Real.

Domingo 1 de agosto de 2010

En esta ocasión atendiendo la invitación del equipo de microcuencas de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del Gobierno del Estado de Guanajuato, formado por los ingenieros José Ángel Fernández Reina, Emilio Agustín Medina Mancera y Rafael Durán Martínez, los tres como parte del grupo de finalistas del entrenamiento en Manejo Holístico (MH-GTO) que concluimos el pasado mes de abril en Guanajuato, nos trasladamos al ejido Vergel de Guadalupe en San Luis de la Paz, Gto.

La invitación la atendimos gustosos, el veterinario David Serrano de la Tejera_tambien del grupo MH-GTO_ y quien aquí escribe, a fin de ser testigos de la primera prueba de pastoreo holístico programado, con la aplicación de los lineamientos tiempo, densidad animal y efecto de manada.

Los ejidatarios, atendiendo la recomendación del vet David, aceptaron hacer el tratamiento sanitario al rebaño, antes de iniciar la prueba de pastoreo, con el fin de evitar problemas al concentrar animales en un potrero pequeño en el que abrevarán en la misma fuente agua. Para lo cual, solicitaron los servicios del vet Francisco Javier Acosta Martínez del grupo MH-GTO y vecino de Santa María del Río, San Luis Potosí.

Desparasitación y vacunación del rebaño en el corral de manejo del ejido. El manejo sanitario listo y la manada lista para pasar al potrero.

Mientras el vet Francisco Javier concluía con el manejo sanitario del rebaño, el vet David y un servidor, nos trasladamos al potrero “La Lajita”, para revisar la recuperación de los zacates a un mes de recuperación e iniciadas las lluvias de verano. En las siguientes imagenes se muestran nuestros hallazgos:

El bebedero con detalles de acabado, pues no quedó a ras de suelo en toda su circunferencia. Pero ya bien cargado de agua para que abreven las hociconas.

El zacate búfalo Buchloe dactyloides listo para ser pastoreado, ya en etapa de floración, aunque con pobre vigor, pero presente y esperando la oportunidad de vigorizarse con tiempo de recuperación.

El zacate búfalo Buchloe dactyloides listo para ser pastoreado, ya en etapa de floración, aunque con pobre vigor, pero presente y esperando la oportunidad de vigorizarse con tiempo de recuperación.

Zacate navajita Bouteloua gracilis var. major, ejemplar con vigor pobre, sobrepastoreado y recuperándose con el descanso. Ya en fase de embuche o parando oreja, listo para ser pastoreado.

Zacate navajita Bouteloua gracilis var. major, ejemplar con vigor pobre, sobrepastoreado y recuperándose con el descanso. Ya en fase de embuche o parando oreja, listo para ser pastoreado.

Zacate navajita ya recuperado, sobrepastoreado, vigor pobre y listo para ser pastoreado.

Zacate lobero Lycurus phleoides, en etapa de floración, sobrepastoreado, con vigor pobre y listo para ser pastoreado.

Zacate lobero Lycurus phleoides, en etapa de floración, sobrepastoreado, con vigor pobre y listo para ser pastoreado.

Y gracias al descanso y a la protección del huizache chino Acacia tortuosa, encontramos algunos especímenes de Bromus, perteneciente al grupo de zacates altos, mesófilos y de crecimiento de verano e invierno. Muestra del potencial que se tiene en el periodo de crecimiento para los meses de otoño e invierno, siempre y cuando comencemos ya, a hacer un ciclo del agua efectivo.

Y gracias al descanso y a la protección del huizache chino Acacia tortuosa, encontramos algunos especímenes de Bromus, perteneciente al grupo de zacates altos, mesófilos y de crecimiento de verano e invierno. Muestra del potencial que se tiene en el periodo de crecimiento para los meses de otoño e invierno, siempre y cuando comencemos ya, a hacer un ciclo del agua efectivo.

Y la manada de 200 vacas llegó al potrero, arreada por los ejidatarios, unos a pie, otros a caballo, pero trabajando en equipo. Este domingo ha sido un parteaguas en el manejo de agostaderos en Guanajuato. Seguiremos muy de cerca su evolución.

Y la manada de 200 vacas llegó al potrero, arreada por los ejidatarios, unos a pie, otros a caballo, pero trabajando en equipo. Este domingo ha sido un parteaguas en el manejo de agostaderos en Guanajuato. Seguiremos muy de cerca su evolución.

El ganado abrevando en el bebedero a ras de suelo, el cual falta afinar detalles para que quede 100% a nivel del piso y evitar que se metan los animales.

El ganado abrevando en el bebedero a ras de suelo, el cual falta afinar detalles para que quede 100% a nivel del piso y evitar que se metan los animales.

En la siguiente liga, puede verse el inicio de la prueba de pastoreo Manejo holístico en La Lajita

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Viernes 23 de julio de 2010

El pasado domingo, viajamos al ejido Vergel de Guadalupe en el municipio de San Luis de la Paz, estado de Guanajuato. Atendiendo la invitación que el equipo Microcuencas del Grupo Guanajuato Manejo Holístico (GTO-MH), amablemente nos hizo para visitar a los compas ejidatarios que están entusiasmados con probar el MH en sus pastizales.

Gracias a Rafael Durán, Emilio Medina y Evelia Cervantes del equipo, que nos acompañaron en la visita, a la cual se sumó la familia del Emilio, el Héctor David Serrano de la Tejera y quien esto escribe.

El asunto de analisis es en el potrero Las Lajitas, que con sus 28 ha, su bordo y su cercado completo, los ejidatarios han decidido probar el pastoreo holístico programado, con los lineamientos de densidad y tiempo.

Con lo que va del mes de julio y las lluvias tempraneras de febrero pasado, el pastoreo severo de todos los años anteriores y el descanso desde enero de este 2010, Las Lajitas nos estaban esperando para mostrarnos su condición con esos antecedentes. Pero dejemos que las imagenes muestren los resultados:

La cortina del bordo, por cierto ya cercado, cubierta de una gama de plantas anuales y perennes; el volúmen de agua almacenada casí a tope (1,000 m cúbicos).

Su bebedero ya casi terminado, solo con detalles de instalar flotador, manguera para alimentarlo y terminar con la banqueta de zampeado con piedra para dejar el espejo de agua, casi al nivel del terreno que pisaran las hociconas (vacas).

Y el pastizal muestra este aspecto, donde el grupo se ponía de acuerdo en la estimación de los AD, que de momento se quedó en un 20X20 m para que coma una hocicona al día y deje algo de mantillo para tratar de cubrir el suelo desnudo prevaleciente.

El punto es que a 20 días de iniciado el crecimiento, encontramos algunos ejemplares de navajita Bouteloua gracilis en fase de rebrote y en contraste otros ya en fase de madurez, con su inflorescencia al máximo de lo que puede dar en su precaria salud. Por otro lado, destacan ejemplares de lobero Lycurus phleoides también en madurez, ya espigando. Pero el zacate al que de momento se le apuesta es al navajita y en general hay mitad de la población en pelillo y mitad en madurez. Si decidimos iniciar la prueba de pastoreo en esas condiciones, no hay bronca, solo hay que estar atentos a evitar que los animales sobrepastoreen el navajita. Quizá la carga animal que ingresen aguante un par de días y para fuera. El punto es aprovechar el forraje ya disponible y eso sí, en el siguiente año, hay que dejar este potrero hasta el final de los demás, para iniciar su pastoreo en la temporada de crecimiento rápido. La decisión final es de los ejidatarios y del equipo GTO-MH que ahora les asiste. Las imagenes siguientes ilustran el comentario:

Ejemplar de navajita con sobrepastoreo de años, en plena fase de rebrote, en suelo erosionado, con costra reiente y madura; evidencias de arrastre de arena de las partes altas. Pero ahí está, esperando una oportunidad de recuperarse hasta donde se le permita.

Aquí tenemos al zacate lobero Lycurus phleoides, en plena recuperción y ubicado en acumulación de suelo en medio de un lugar erosionado. Ya espigado y algo pasado para su aprovechamiento, sin embargo, vale acotar que está todavía lejos de su crecimiento potencial que puede ser de tres veces más volumen de follaje del que muestra actualmente. esto para darnos una idea, de la riqueza de zacates que se tiene en la mayor parte de los pastizales del semiárido mexicano. Solo necesitamos de voluntad para estar ahí y comenzar con la recuperación de esa riqueza que traemos extraviada.

La decisión está, otra vez, en los dueños de la tierra y que nos dejen asistirles en sus decisiones y todos ganamos.

En esta liga, puede verse el comienzo del manejo holístico en el primer ejido en Guanajuato: Manejo holístico en La Lajita: los comienzos.

\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\

Ya en El Bajío, observamos en suelos profundos vertizoles, la rápida recuperación del zacate buffel común Cenchrus ciliaris, después de pasados ochos día de haber sido cortado.

Estos ejemplares de buffel se cortaron dejándoles unos 20 cm de rastrojo y luego de ocho días de recuperación, muestran rebrote al alcance de las lenguetadas de las hociconas, en otras palabras, listos para que sean sobrepastoreados. En la práctica y con praderas similares, hay que mantener a los animales un máximo de cinco días en pastoreo con el fin de evitar sobrepastorear. Aseguramos que las plantas se recuperen y continúen mandando reservas a sus raíces, aprovechando la energía del sol, la humedad y temperaturas adecuadas de la temporada de crecimiento rápido.

En el caso de este ejemplar de zacate buffel, se cortó con menor intensidad (aclarando que es planta más jóven que las anteriores). A los tres días de pasado el corte, ya tenía altura para ser pastoreada. Y a los ocho días, ese el el vigoroso crecimiento que muestra. La enseñanaza es que en época de crecimiento rápido, efectivamente, hay que cambiar rápido los animales de potrero. Solo dar un pastoreo ligero, que estimule el crecimiento, sin pegarle a la reserva de raíces y dejar suficiente follaje para que las plantas hagan el maravilloso trabajo de la fotosíntesis. Energía solar transformada en energía química, en comida para el ganado, y mucho, mucho más.

\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\

Continuando con el monitoreo a la temporada de crecimiento que iniciamos hace un mes en los potreros de Silvia y Pantaleón, allá por el rumbo de Neutla en el municipio de Comonfort del estado de Guanajuato. Hoy lunes 27 de julio de 2009, pudimos constatar que aún y cuando dejemos en descanso para su recuperación un potrero, que años previos hemos venido sometiendo al pastoreo continuo, el cual implica sobrepastoreo de las plantas más apetecibles para el ganado y el sobredescanso para las que no son de su preferencia, 42 días de haber iniciado el crecimiento rápido, la recuperación aún no se ha dado. La siguiente fotográfía es del 27 de junio de 2009 y observamos el rebrote o pelillo del zacate banderita Bouteloua curtipendula:

Y en la siguiente fotografía del día de hoy lunes 27 de julio de 2009, vemos que hay recuperación del zacate banderita, pero aún no suficiente para pastorear sin detrimento de la reserva de raíces. Paciencia dice la tortuga, la magia apenas comienza y hay que pagar el precio de años de sobrepastoreo, antes que culpar a la lluvia escasa de  la temporada:

La afirmación anterior se fundamenta en el sitio de referencia del investigador Ramón Aguilar García del Sitio Experimental Norte de Guanajuato, en un lote sembrado con zacate buffel biloela Cenchrus ciliaris, en el que ha venido aplicando diversos tratamientos de gallinaza en composta durante varios años. Con la mitad de la lluvia acumulada en el año (200 mm), con respecto a los potreros sobrepastoreados y con descanso parcial anteriores, a la fecha se tiene la siguiente producción:

El tratamiento de la izquierda es aplicación de gallinaza en composta y al momento se estimó con un Ceptómetro o Accupar una producción de 4,753 kg de materia seca (M.S.) por hectárea (ha); el tratamiento de la derecha es de fertlizante químico y la producción estimada es de 797 kg de M.S./ha. ¡Y con solo 200 mm de lluvia acumulada hasta el mes de junio de 2009! Al parecer tenemos un largo camino por andar.

La recuperación en la vegetación arbustiva en el Matorral Subtropical af. Selva Baja Caducifolia, en áreas con pastoreo y descanso parcial, favorece al sotobosque en detrimento de los zacates perennes y de ahí la importancia de tener bien clara la descripción del paisaje futuro de su metaholística. La siguiente imagen muestra una condición ideal para ramoneo con ganado caprino:

Inicio de la temporada de crecimiento rápido en la Selva Baja Caducifolia del Bajío Guanajuatense. Es clave monitorear cuando comienza el crecimiento en sus potreros, para ir conociendo poco a poco, las diferentes etapas o fases fenológicas de las plantas apetecibles por los animales en pastoreo o ramoneo, entre otras características que nos serán de gran ayuda para planear un pastoreo que nos ayude a lograr la descripción del paisaje futuro descrito en nuestra metaholística.

En la siguiente imagen, una zona de Selva Baja Caducifolia, más cercana a un Matorral Alto Subtropical, que ha sido sobredescansada en los últimos 70 años y a la vez con descanso parcial.

Enseguida pueden ver, un paisaje del mismo tipo de vegetación, pero en un rancho con pastoreo, aunque no programado holísticamente, al menos tiene utilización por el ganado y la biodiversidad es mayor.

Con especial dedicatoria a quienes siguen pregonando el antiguo paradigma de conservación, clamando que se saque el ganado de las selvas y bosques, dejando descansar por siempre a la tierra.

La temporada de crecimiento ha iniciado, la vida se renueva, las aves están alegres, los escarabajos rodacacas comienzan su trabajo, la pareja de águilas en los potreros de Pantaleón y Silvia planean en busca de su presa. Pero aún, no iniciaremos con el pastoreo, continuaremos observando hasta que las plantas apetecibles por el ganado se hayan vigorizado.

En el mismo ambiente ubicado a los 20º38’22” N y 100º49’24” W en el municipio de Celaya, estado de Guanajuato, se puede constatar el beneficio del manejo sobre la tierra. Aún cuando no traemos ganado en pastoreo, pero con solo impactar el suelo y dar el tiempo de recuperación, la flora responde sorprendentemente y nos brinda estas bellezas:

Esta es una especie de leguminosa nativa, muy apetecida por los ganados. Algo de la riqueza de germoplasma y fuente de forraje de la Selva Baja Caducifolia con tendencia a Matorral Subtropical.

Zacate banderita Bouteloua curtipendula var. caespitosa, tras 15 días de iniciado el crecimiento rápido. Apetitoso, pero aún esperando la etapa de “enbuche” para ser pastoreado.

Por el contrario, vean el contraste de la misma especie en un sitio sin pastoreo. El material viejo obstruyendo el crecimiento de la nueva temporada.

Tambien ellos se dan su festín, vean este verde mayate disfrutando un jugoso fruto de garambullo Myrtillocactus geometrizans, muy apetecido también por la gente de campo.