Lunes 9 de julio de 2012

A 15 días de haberse iniciado la temporada de lluvias, comprobamos que la naturaleza no hace milagros. Baste ver el panorama desolador de el potrero de piedra en las siguientes imagenes, para percatarse de que años, quizá décadas de pastoreo continuo muestran las consecuencias en el ciclo del agua ineficaz, pobre dinámica de la comunidad, del ciclo mineral y del flujo de la energía solar.

Enseguida una muestra de una pequeña obra de captación de agua de lluvia, para que abreve el ganado que los ejidatarios suben a la sierra en la época de crecimiento:

A la fecha no hay suficiente forraje para subir el ganado a este potrero y solo algunas especies resistentes a la presión del pastoreo continuo, ya se encuentran en fase de floración, como el zacate que se muestra en la siguiente imagen:

El desafío continua en este servicio de asesoría a ejidatarios de Aranjuez. sin embargo, hay esperanza y sobre todo hay testimonios de los hijos de los ejidatarios fundadores o pioneros, del potencial que estas deterioradas tierras tienen para la ganadería extensiva.

Hasta la próxima entrega.